Qué funciona y qué no a la hora de preparar un examen

Qué funciona y qué no a la hora de preparar un examen
¡Comparte esto en Redes Sociales!

¿Es mejor estudiar antes de un examen que no estudiar? ¿Es el subrayado una buena manera de retener la información? Las nuevas convocatorias para Policía Nacional y Guardia Civil ya están aquí, es un buen momento para ver las últimas investigaciones sobre las mejores formas de estudiar. Lo que funciona y lo que no puede sorprenderte.

Un estudio realizado en 2013 llamado “Mejorando el aprendizaje de los estudiantes con técnicas de aprendizaje efectivas” (ver en inglés) y publicado en “Psychological Science in the Public Interest”, una revista de la Asociación para la Ciencia Psicológica, evaluó las 10 técnicas de aprendizaje más comúnmente usadas y concluyó lo siguiente acerca de la efectividad:

Técnicas de estudio menos efectivas

  • Resaltar y subrayar libros de texto y otros materiales.
  • Lectura.
  • Integración.
  • El uso de palabras clave y mnemotecnias para ayudar a recordar el material del curso.
  • Uso de imágenes para el aprendizaje de textos: creación de imágenes mentales para recordarles a los estudiantes el material.

Qué funciona y qué no a la hora de preparar un examen

¿Por qué estas técnicas comúnmente usadas no son tan efectivas como se cree?

Estas técnicas fueron calificadas como de baja utilidad por numerosas razones. Se ha demostrado que el uso de resúmenes e imágenes para el aprendizaje de textos ayuda a algunos estudiantes en algunas tareas, sin embargo, las condiciones bajo las cuales estas técnicas producen beneficios son limitadas, y todavía se necesita de mucha investigación para explorar completamente su efectividad general. La palabra clave mnemotécnica es difícil de implementar en algunos contextos, y parece beneficiar a los estudiantes por un número limitado de materiales y por intervalos cortos de retención. La mayoría de los estudiantes reportan releer y resaltar, sin embargo, estas técnicas no aumentan consistentemente el desempeño de los estudiantes, por lo que se deben usar otras técnicas en su lugar (por ejemplo, practicar las pruebas en lugar de releer).

Técnicas de estudio (moderadamente) eficaces

  • Interrogación elaborada: Usar preguntas de “por qué” para hacer que los estudiantes hagan conexiones entre el material nuevo y el viejo.
  • Auto-explicación: Incitar a los estudiantes a dar sus propias explicaciones de los problemas mientras aprenden el material.
  • Práctica entrelazada: Mezclar diferentes tipos de problemas o material en una sola sesión de estudio.

Técnicas de estudio ¡Altamente efectivas!

Exámenes prácticos

Cualquier forma que permita a los estudiantes probarse a sí mismos, incluyendo el uso de tarjetas reales o virtuales, hacer problemas o preguntas al final de los capítulos de los libros de texto, o hacer exámenes prácticos.

Qué funciona y qué no a la hora de preparar un examen

Las pruebas deben ser completadas como una práctica de bajo riesgo o sin riesgo, o como una actividad de aprendizaje fuera de la clase, a partir de evaluaciones sumativas que son administradas por un instructor en la clase. En Fórmate Mallorca estamos convencidos de esto, por ello somos la academia de Guardia Civil y Policía Nacional que más test reales pone a tu disposición, en clase o a través de nuestra aula virtual.

Práctica distribuida

Los estudiantes estudian mucho antes de los exámenes y creen que esta popular estrategia es efectiva. A pesar de que es mejor que no estudiar a corto plazo, dado el mismo tiempo de estudio, ¿Seria mejor que los estudiantes distribuyeran su estudio a lo largo del curso? La respuesta a esta pregunta es un rotundo “sí”. La distribución del aprendizaje a lo largo del tiempo (ya sea dentro de una sola sesión de estudio o a través de sesiones) típicamente beneficia la retención a largo plazo.

 


¡Comparte esto en Redes Sociales!